Misrata, vencer o morir. Casi como el periodismo.

10 julio, 2011 § 9 comentarios


Misrata, vencer o morir es el título de un reportaje de 52 minutos para televisión coproducido por MedinaMedia que nada en estos momentos por el mercado. España debe ser el único país de Europa en el que ninguna televisión ha hecho o mostrado un reportaje sobre la situación en Misrata. Así estamos.

Este es el trailer. Un minuto vertiginoso. Y se le debe un agradecimiento especial por el trabajo hecho a David Beriain, que me ha enseñado a escribir un guión y sigue creyendo que hay que intentarlo aunque luchemos contra los elementos, a Nuria y Quique, de http://www.elvientoproducciones.es por el marrón que les he dejado a la hora de editarlo, a MedinaMedia que cree en el producto y a Ricardo que, a fin de cuentas, siempre estaba ahí diciéndome “Alberto, vigila” y “hacemos la entradilla, acuérdate de decir desde Misrata para Euronews”. Pase lo que pase, será con él con quien regrese al “Ricardo, vigila”, que no es poco.

Pero mientras en España llegó el verano, a mí me toca la temporada de lluvias. Época perfecta para sentarse y esperar. Una vez más, estoy harto de mojarme.

Y todo esto, porque descargó la temporada de lluvias.

Anuncios

§ 9 respuestas a Misrata, vencer o morir. Casi como el periodismo.

  • JK dice:

    ¿Y esto tampoco lo puedes contar? ¿No se supone que estabas en zona rebelde?

  • Alberto Arce dice:

    Estoy en Guatemala. ¿Te lo cuento desde aquí?.

    Si lo hubiese visto, claro que lo hubiese contado.

    ¿pero tú que te crees que vas caminando y te encuentras con lo que pides, que lo encargas en menú?

    Es tan difícil de entender que cada uno cuenta lo que ve. Yo vi unas cosas y las conté, este periodista (el texto del periódico está en internet) vio otra cosa y la contó. ¿Que es verdad? Por supuesto que es verdad. Pero si no lo he visto y mi periodismo es ir a un lugar y contar lo que veo, qué quieres haga? Desde el sofá citando a los demás se cubre todo mucho mejor. Pero no es lo que yo hago.

    Es como si mañana en Guatemala un marero mata a un policía y hago un reportaje. “Estás defendido a los mareros”. ¿Por qué no cuentas lo que les hace la policía? Porque ese sería otro reportaje.

    Cada lector va a pedir siempre lo que quiere leer, lo que ha decidido de antemano que quiere pensar. Y buscará en las fuentes que pueda, corroborar su teoría. Y si se encuentra con alguien que diga cosas que no están en su esquema, en vez de pensar, dirá “disidente, traidor, al paredón”.

    Buen fin de semana a todos y larga vida a Ho Chi Minh!

  • abu dice:

    hola alberto

    Ya sabes lo que aprecio tu trabajo..pero no creo que tu respuesta JK entre en el meollo del asunto.

    El tema es periodismo de investigación, periodismo de reflexión ..o periodismo de aventuras…
    Que pasa realmente en Líbia?..por que?..quies es quien?…Por favor no más dialéctica futbolera (los mios vs los tuyos)..la informacion que recibimos es tan sana y natural como un burger king con salsa rosa…sería bueno saber algo más…

    Se agradece te juegues el pellejo…pero ponle un precio mas alto…no solo la adrenalina del frontline…piensa un poco, investiga, y cuéntanos algo más..creo que es lo que la mayoría espera de tu trabajo

    abrazos mano..

    • Alberto Arce dice:

      Abu,

      Uno puede hacer análisis o reportajes sobre lo que sucede aquí, ahora, en el lugar en el que estás. Lo que ves en un punto concreto, en una ciudad concreta, durante un mes determinado, el que tú estás allí. Imagínate un periodista húngaro que hubiera aterrizado en Gijón en 1937, cuando la ciudad estaba aislada del resto de la península, rodeada en tres frentes y bombardeada desde el mar. El húngaro se pasa un mes en Gijón, habla con los milicianos que están en el frente y cuenta su experiencia y su realidad. Después regresa a Budapest y las respuestas que recibe son del estilo: “¿pero qué está sucediendo en Alicante?, ¿Sabes lo que hacen los comunistas en Barcelona?, ¿Qué tienes que decir sobre ese reportaje hecho en Gernika o en Paracuellos del Jarama? Y el periodista respondería “yo fui a Mistrata y conté lo que vi allí, que no está nada bien.

      Para investigar y analizar, ya están las decenas de blogs y analistas expertos desde sus casas que desde que el primer día llegué y conté que Gadafi bombardeaba casas con cohetes grad, me puso la etiqueta de mercenario de la OTAN. Porque al final, es difícil entender, desde el análisis, la sensación que vive uno cuando le están cayendo pepinos desde el aire una noche entera. Y esa sensación es la misma sea un F-18 israelí sobre Gaza o un cohete Grad de Gadafi. Hay una vivienda y dentro civiles aterrorizados. O combatientes rebeldes.

      Muchos han decidido que los rebeldes son a) terroristas de al qaeda, integristas islámicos contra gadafi el laico o lo contrario, b) mercenarios al servicio de la OTAN. Y no son ni una cosa ni la otra. Al menos eso no es lo que yo vi. Y punto. Lo que vi fue una ciudad arrasada, bombardeada, machacada, destrozada, y gente de todo tipo, desde oficinistas con gafas hasta soldadores de la acería, defendiéndola, también algunos chicos que estudiaban en el extranjero, de familias adineradas, que regresaron a defender su ciudad. Eso es lo que yo vi. Lo que yo vi y lo que hemos visto todos los periodistas que hemos estado allí. desde freelances como yo y otros más radicales que yo, hasta los reporteros de Al jazeera o el NYT.

      Siento haberos decepcionado a todos. Yo no he cambiado. He ido y lo he contado. Con honestidad. He contado lo que me han contado ellos. Es lo que hay. ¿Está la OTAn jugando su juego? Sí. ¿He aplaudido o defendido lo que la OTAN hace?. No, nunca. Hay una apreciación subjetiva, en la que una vez más, todos coincidimos. Si la OTAN para, Misrata mañana, cae. De eso nadie tiene la menor duda. Y luego cuando aparecieran los resultados de lo que sucedería allí, muchos se lamentarían. Es una guerra civil. Con implicación de ejércitos extranjeros. La OTAN por un lado, los argelinos y los sirios, por ejemplo, por otro, enviándole suministros y apoyo al Señor Gadafi. probablemente, Israel también.

      pero me limito a repetir, fui al frente y lo conté con sus combatientes. Si pudiera i al otro, iría también. Pero en el otro lado a los extranjeros los detienen. No les ejan entrar en el país y si entran, no les dejan salir del hotel.

      Y si me he convertido en un vendido, sois todos muy libres de creerlo. Yo no he cambiado. Os recomiendo leeros el libro verde de Gadafi. Es una delicia de la teoría política.

  • Ramon dice:

    “Cada lector va a pedir siempre lo que quiere leer, lo que ha decidido de antemano que quiere pensar. Y buscará en las fuentes que pueda, corroborar su teoría…” A sentencias lapidarias como esta te ha llevado tu experiencia en el periodismo?
    Creo que con esa frase te disculpas implícitamente por dar pábulo informativo y periodístico a un grupo de asesinos, mercenarios y terroristas que quieren ser llamados “rebeldes”, que es como tú los llamas.

  • Alberto, gracias sinceras por tu trabajo. Me gustó mucho To Shoot an Elephant, y espero que este sobre Misrata esté igual de bien. Y no hagas caso a lo que dicen, desde sus ordenadores, algunos que no se terminan de enterar de las cosas.

  • xaipw dice:

    Hola Alberto,

    Hace unos días vi tu documental en el estreno en La Casa Encendida. Estaba llena. El trabajo fue estupendo y muy arriesgado, demasidado como para que te caigan las críticas de algunos.

    El periodismo nunca fue objetivo, cada uno cuenta lo que ve de la mejor manera posible y trata de aportar todas las versiones y testimonios a su alcance, pero si vas incrustado en un pelotón de rebeldes es bastante complicado acercarse a los gadafistas sin que te maten. En cualquier caso, el documental muestra lo que tiene que mostrar, el asedio de Misrata, ni más ni menos. Lo demás ya tendremos tiempo de verlo en otros reportajes.

    Enhorabuena por el trabajo.

  • […] En tu blog, uno de los lectores te echaba en cara la forma en la que informabas sobre el conflicto libio. Tu respuesta: “¿pero tú que te crees que vas caminando y te encuentras con lo que pides, que […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Misrata, vencer o morir. Casi como el periodismo. en el blog de Alberto Arce.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: